viernes, 1 de octubre de 2010

Regalo de Dios: ahora en español y en línea: www.kcm.org/es


Belkis Cuza Malé

Hoy les tengo un regalo. Como si fuera el cumpleaños de ustedes, queridos lectores.
Desde el punto de vista espiritual éste es un regalo diferente, lleno de todo lo bueno.
Sí, ya sé que andan deprimidos, con mil ideas negativas en la cabeza. Algunos, de tan negativos que se sienten, han olvidado cómo sonreir. Muchos ni siquiera tienen un trabajo, ni un salario, ni una vivienda y hasta comen malamente. Son tiempos difíciles, lo sé.
El dinero ha volado como un pájaro en tarde tormentosa. El cielo se ha llenado de nubes, y el horizonte se balanea en una cuerda floja. Desde que abren los ojos hasta que los cierran en la noche, la angustia les aprieta el cuello. Bueno, pongámosle el nombre correcto: el demonio les aprieta el cuello. Y está ahí encaramado en el techo de su casa, esperando para hacer una próxima trastada. Habrá que sacudirlo con la Palabra, que es espada de dos filos.
Me pregunto si todos ustedes sabrán leer, sólo eso. Leer. Bastaría con que abriesen los ojos y los impregnaran con lo que les quiero comunicar. El mundo está ahí, frente a cada uno de nosotros, lleno de problemas y contradicciones, de guerras y odios, de gente haciéndole la vida imposible a los demás.
Sí, ya sé que esos vecinos actúan como necios y están dando guerra todo el santo día; ya sé que su esposo se fue a la cantina este sábado en la noche y regresó sin acordarse ni de cuál era su nombre. Sí, ya sé que su hija quiere ganar dinero fácil y está bailando en un club topless, de esos que nadie desea abran en su barrio. Sí, ya sé que algunos de ustedes están indocumentados, viviendo de susto en susto. Sí, ya sé que tiene deudas por más de cuarenta mil dolares, y que la casa necesitaría un préstamo para los arreglos del techo y de la cocina. Sí, ya sé que usted desea que las cosas cambien pero no sabe por dónde empezar. Un día tras otro, y la vida sigue igual, como dice esa vieja canción de Julio Iglesias, y usted continúa con la soga al cuello. En todo: en los asuntos del hogar, en sus relaciones, en sus finanzas. Un desastre, podría decirse sin miedo a equivocarnos.
Y eso podría continuar hasta el infinito. Porque infinitas son sus quejas y sus problemas.
Pero no, voy a detenerme y anunciarles de una vez ese regalo que les tengo. Es un regalo precioso para los que quieran cambiar sus vidas, para los que quieran que Dios cambie sus vidas, que los sane, que los llene de bendiciones y de prosperidad. Ya saben que con Dios todo es posible.
Mi regalo consiste en una invitación: quiero que vayan y busquen en el internet esta dirección: www.kcm.org/es. ¿De qué se trata? Pues de la página en línea de los Ministerios Kenneth Copeland en español. Sí, en español, al alcance de todos aquéllos que quieran recibir las enseñanzas fabulosas del matrimonio Copeland sobre la Palabra de Dios, de todos aquellos que quieran fortalecer su Fe y busquen ser salvos, que es como decir ser plenos y prósperos en todos los sentidos. Les sorprenderá lo fácil que puede resultar aprender más sobre las bondades de la fe y la renovación de sus vidas. Dios está hablándonos ahora en español, y su mensaje se nos hace más claro que nunca. Sin necesidad de salir de casa, desde nuestro propio hogar.
Un verdadero regalo para todos los hispanos que estén hambrientos de salvación. Aprenderán a controlar sus vidas, a poner en manos de Dios todos y cada uno de sus problemas, y a enfrentar al demonio cada vez que éste les ataque. Volverán a nacer en Dios y a fortalecer la fe.
No pierdan tiempo, por favor, acerquen su oido a la boca de Dios porque su Palabra es medicina y vida para ustedes, como dice Proverbios 4: 22.

Nota: Si necesitan ayuda con sus problemas, si están deprimidos, faltos de amor, solos,
sin trabajo y esperanza, por favor, comuníquense conmigo a cualquier hora al (786) 975-5709 y oraré con ustedes. O enviénme un mensaje a BelkisBell@Aol.com. Con Dios todo es posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada