domingo, 8 de noviembre de 2009

Centro de Esperanza:



Hola. Inauguro este espacio para que sirva de puente entre mis lectores, clientes y amigos. Aquí leerán mi columna semanal y ojalá que me permitan entrar a sus casas con mi bolsa llena de palabras alentadoras, palabras de fe. Porque éste es un Centro de Esperanza. Esperanza en Cristo, en Dios. Esperanza en el triunfo del bien.

Estoy a disposición de todo el que solicite mi ayuda, de todo el que se sienta solo, triste, fracasado, sin ánimos para salir adelante. Enfermo. Pero también estaré aquí para traerles la Palabra de Dios, que es Luz y Amor. Y ayudarlos a encontrar el Amor, la Salud y la Prosperidad. Porque con Dios todo es posible.
La vida puede parecer complicada, y a ratos lo es, por eso necesitamos aprender las reglas de cómo triunfar espíritual y materialmente, cómo encontrar el balance entre un mundo y otro. Este será un espacio dedicado al Amor y a la Belleza. Al Universo que creó el Espíritu Divino.

Aprenderemos --porque yo aprendo también con cada uno de ustedes-- a engrandecer, sofisticar, y embellecer nuestro mundo interior. Ese castillo donde habita Dios.

Para comenzar, les presento aquí este primer artículo: *Lea los Salmos y triunfe*. Ojalá les sirva. Espero oir de ustedes.



Lea los Salmos y triunfe


Belkis Cuza Malé

Cada día se hace necesario estar preparados para las veleidades del clima. Si en invierno, tenemos que saber hasta cuánto bajará la temperatura; si en verano, hasta cuánto subirá y si hay pronóstico de tormenta, tornados o ventolera mayor. Lo mismo sucede con nuestra vida espiritual. Cada día debemos salir a la calle con la armadura de Dios sobre nuestra ropa, es decir, la malla espiritual que nos protegerá contra los diablillos, los endemoniados, los locos y los malvados. Sí, revestirnos con la coraza que nos brinda nuestro Padre Celestial.
No es que yo quiera meterles miedo, ni hablar de cosas negativas, ni que esté exagerando. La vida en este plano terrenal está llena de todas estas cosas y más. Así que se hace necesario estar preparados, pues ya lo dijo Jesucristo: este mundo no es de Dios, sino del Demonio. Y por tanto nosotros, hijos de Dios, tenemos la opción --como los caballeros medievales que peleaban protegidos contra las espadas--, de asegurarnos que esos dardos del Maligno no nos alcanzarán.
Muchos me llaman invocando problemas: la esposa los ha abandonado; los hijos andan en pandillas y drogas; el esposo es un borrachín de siete suelas, o no aporta ningún dinero al hogar. Otros, tienen problemas con los vecinos odiadores y racistas, los espíritus de división. A todos, les aconsejo protegerse con la armadura del Señor. Y mucha oración, para que ésos que están pecando e infringiendo las leyes espirituales, se arrepientan y vuelvan a retomar el camino. De modo que les recomiendo fortaleza en Dios, y la lectura de los Salmos. Sí, esas 150 oraciones, bellísimas, escritas por el Rey David, y que se encuentran en el Nuevo Testamento, que es la parte de la Biblia escrita antes de la llegada de Jesus, el Mesías, a la Tierra.
Hay un Salmo para cada ocasión y para cada dificultad, de modo que hasta podemos alcanzar la prosperidad material leyendo el que corresponde. Y hay otro hasta para eliminar las várices del cuerpo, o recuperar la vista o el oído. ¿Qué les parece? !!¿No es Dios maravilloso?!! Claro que sí. El, que todo lo puede, no sólo nos protege con su Palabra y sus promesas, sino que pone en nuestras manos los Salmos para que podamos actuar en propiedad ante cada contratiempo o acción a tomar.
¿Tiene usted a alguien en la cárcel? Pues hay un Salmo para interceder por esa persona, el Salmo 55. ¿Quiere triunfar en sus negocios? Pues lea el 114. Claro, hay que seguir algunas indicaciones al respecto, que con gusto les comentaré si hacen una cita conmigo al 786/ 975-5709, para darles una consulta por teléfono.
Los Salmos son maravillosos para ayudarnos a conseguir amor, amistades, estar protegidos contra tormentas, para los problemas de embarazo, y para todo tipo de enfermedades.
No dejo de recomendarles el Salmo 91, que los protege contra el mal que nos asedie, un Salmo donde está la profecía de la acción terrorista contra las torres gemelas de New York.
Salmo tan milagroso que tengo muchos clientes que por llevarlo encima y dentro de sus automóviles o camionetas, no han perecido, aún cuando éstos se han volcado y han sido víctimas de graves accidentes. Hagan copia del Salmo 91 y pónganla en un bolsillo del pantalón o en su billetera (los hombres), y en su bolsa, las mujeres. Fíjenlo a la puerta principal de sus viviendas y entre los colchones de sus camas. Y no dejen de llevar una copia en el vehículo donde se transportan, por favor.
Los otros que he mencionado acá son útiles y milagrosos (con Fe) para los problemas que enfrentamos a diario. Pero hay que leerlos, a solas, en voz alta, muy despacio, recibiendo la unción de Dios sobre nosotros. Como el que saborea las palabras. Y pidiendo en el Nombre de Jesús, pues así nos enseñó El en los Evangelios. Porque todo lo que pidamos en su nombre nos será concedido, si tenemos FE.
Así que no dejen de llamarme para asegurarse de que hay un Salmo a mano para ustedes y sus problemas. Dios los bendicirá.

NOTA: Le ayudo con sus problemas de Amor, Salud y Prosperidad, a través del Amor de Dios, de su Espíritu. No deje de consultarme y encontrará la respuesta a eso que lo aqueja hoy. Llámeme para una consulta por teléfono. Marque a cualquier hora el (786) 975-5709. O escrìbame a BelkisBell@Aol.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada